Alejandra Spitalier, Secretaria General de la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.- Ahora se pueden invertir el orden de los apellidos en México.

Las Noticias de las 16:00
con Octavio Valdez

NOTICIERO del 19 ene 2022, de 16:00 a 17:00

Foro TV
(TDT-4.1)

Difusión:
Hora:
19 ene 2022,
16:43:24
Duración: 00:07:30
Entrevista en locación

Transcripción:



OCTAVIO VALDEZ.- Tuve la oportunidad de platicar con Alejandra Spitalier, la secretaria General de la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la posibilidad de registrar en nuestro país a las y los bebés con apellido materno en primer lugar. Esto nos contó y es que ella es parte de la historia.

Alejandra Spitalier, la secretaria de la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Gracias nuevamente por recibirnos aquí en la Corte el día de hoy.

ALEJANDRA SPITALIER.- Al contrario, muchas gracias a ti.

OCTAVIO VALDEZ.- En la agenda del ministro presidente Arturo Zaldívar hay, pues diferentes resoluciones, diferentes temas que se están poniendo sobre la mesa y otros que ya han sido aprobados hace algunos años.

Hay uno muy curioso que está volviendo a tomar fuerza en el vox populi, por llamarle de alguna manera y es esta inversión de los apellidos a la hora de registrar a alguno de nuestros hijos.

Tú viviste particularmente este proceso y nos gustaría que nos contaras al respecto, de qué va y sobre todo cuál fue tu experiencia.

ALEJANDRA SPITALIER.- Encantada, muchas gracias por el interés, esto es una resolución que se dio cuando el ministro Arturo Zaldívar todavía formaba parte de la primera sala como ministro ponente, no actualmente desde la presidencia, en 2016 llegó un juicio de amparo en donde una pareja intentó registrar a sus hijos con el orden de los apellidos invertido, o sea, en primer apellido el apellido paterno de la mamá y en segundo apellido el apellido paterno.

El juez del registro civil aplicando la ley de la Ciudad de México no los dejó, se fueron a juicio de amparo y la jueza de distrito determinó que no había una razón suficiente para que esa norma obligara a registrar en ese orden al menor. No obstante eso, hubo un recurso de revisión y llegó a la Corte por ser un tema de constitucionalidad y en ese entonces, estaba embarazada de mi primera hija y ahí fue cuando empecé yo a cuestionar el por qué tenía que registrar a mi hija con el apellido de mi marido en primer lugar y en segundo lugar con mi apellido.

La sentencia desde la oficina, obviamente confirmó el criterio de la jueza, consideró el amparo y permitió y ordenó al juez de distrito, al juez del registro civil que los padres pudieran registrar al menor en el orden de los apellidos que ellos desearan y en ese sentido, empecé a platicar con mi marido y bueno, había muchísimos argumentos de los dos lados que nos cuestionaba el por qué teníamos que replicar el modelo que se había venido haciendo y creíamos por otro lado que era un gran regalo para nuestra hija, ya sabíamos que era niña, darle este ejemplo de vida en donde ella siempre pudiera estar al mismo lugar que cualquier hombre, que cualquier persona con independencia del género y no perpetuar estos estereotipos, pero al final del día entre que se imponía la costumbre, entre que evidentemente pues, al final de las generaciones el segundo apellido va desapareciendo, pues mi esposo tampoco estaba tan convencido del tema y entonces, como había razones y argumentos de los dos lados en un ejercicio de igualdad, no nos podíamos poner de acuerdo y decidimos que quedara a la suerte.

Y decidimos filmar el video y transmitirlo en redes sociales prácticamente en tiempo real para que no hubiera lugar a duda de la suerte y bueno, finalmente decidimos que iba a ser dos de tres, el primer volado lo gano yo, el segundo lo gana mi esposo y en el tercero, finalmente la suerte me dio el beneficio y entonces en ese momento se decidió que mi hija iba a tener en primer lugar mi apellido.

OCTAVIO VALDEZ.- Esta experiencia en cuanto a lo íntimo, lo privado, en casa, pero ¿Cómo fue a la hora ya de decidir el orden -que en esta ocasión fue invertido- cómo fue llevarlo a la práctica, cómo fue salir a enfrentarse a algo que está establecido desde hace siglos, por decirlo de alguna manera y tratar de hacer este cambio en la realidad?

ALEJANDRA SPITALIER.- Decidimos hacerlo completamente de manera frontal a nivel de las autoridades administrativas, en el hospital no me la quisieron registrar porque evidentemente, no era ni la costumbre, ni lo que en ese momento indicaba la norma, a pesar de que ya había este presidente de la Corte, entonces, fue complicado en el hospital hacerles ver que el nombre era Camila Spitalier y no Camila Moreno y ahí siempre me invertían los papeles y bueno, desde ahí nos topamos un poquito con dificultades, después la llevamos a las oficinas correspondientes a nuestro domicilio y también nos dijeron que no había forma, que acudiéramos a las oficinas centrales y buscamos una audiencia con el director entonces del registro civil de la Ciudad de México.

Llegamos, primero intentamos registrarla, nos dijeron que no, buscamos la audiencia, nos tardaron un poquito, pero al final del día la verdad es que nos recibieron y los argumentos fueron muy claros, la Corte ya dijo cuál es el camino y hacia allá vamos a ir, entonces le dijimos al director "usted puede hacer las cosas de manera innovadora en el sentido en el que ya van a cambiar las cosas y permitirnos registrar a nuestra hija en el orden de los apellidos que nosotros decidamos".

El director terminó diciendo que lo llamó su secretario particular, pensamos que nos iba a decir que no y nos dijo "por favor, llévese al matrimonio y permítales que registren a su hija en el orden de los apellidos que ellos decidan", entonces, bueno, ahí fue ya la victoria total y tengo que confesar que a partir de eso sí nos hemos encontrado con un poco de complicación en cuanto con formatos públicos, como privados en donde todavía se establece el orden apellido paterno, apellido materno, pero en realidad no hemos tenido mayor complicación de ninguna especie.

OCTAVIO VALDEZ.- ¿Qué se gana en todo esto? ¿Libertad?

ALEJANDRA SPITALIER.- Se gana igualdad, se gana un mensaje familiar en donde estamos en una misma posición hombres y mujeres, se gana ejemplo de derechos, se gana ejemplo de libertad, se gana ejemplo de ir cambiando estos estereotipos y estos patrones culturales que no tienen sentido y que obedecían a una razón histórica que en sí misma ya no tiene valor.

OCTAVIO VALDEZ.- ¿Cómo se rompe con esto? Porque hablamos de libertad, hablamos de igualdad, hablamos de derechos, pero tal vez parece ser más fácil decirlo que hacerlo.

ALEJANDRA SPITALIER.- El compromiso que tienes con las libertades, con los derechos, con los valores se tiene que llevar a la práctica y aunque al principio cueste trabajo romper las estructuras el chiste es siempre regresar a la convicción y recordar cuál es el móvil al final del día.

Después de esta resolución se reformó la ley, ahora en la Ciudad de México ya se permite invertir el orden de los apellidos, esta sentencia de la Corte logró que distintas entidades federativas de la República Mexicana permitieran a los padres elegir el orden. Entonces, son cambios culturales que tenemos que ir modificando, tenemos que ir explicando que no guardan necesariamente una razón que lo justifique.

OCTAVIO VALDEZ.- Bueno, pues enhorabuena, ojalá sigan sumándose más personas, más matrimonios, más hijos a esta resolución que es histórica y que tú fuiste parte de ella.

ALEJANDRA SPITALIER.- Muchas gracias, hago votos porque así sea.

OCTAVIO VALDEZ.- Alejandra Spitalier, gracias, secretaria general de la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, muchas gracias por recibirnos esta mañana.